sábado, 18 de diciembre de 2010

Tú.

¿Cuándo te volviste ése alguien que me alegra el día con un simple cruce? ¿Con una simple sonrisa?
Aquellas tonterías, aquellos momentos, aquellos recuerdos nuestros a los que volar cuando todo no va como debería.
Ésa sonrisa tuya que cada mañana me dedicabas,
ésa sonrisa que me das cada vez que nos vemos cuando ya han pasado siglos desde aquellos tiempos en los que cada día era un nuevo paraíso.

En aquella época sabía que te echaría de menos, lo sabía, pero no me podía haber hecho un idea de cuánto iba a ser eso.
¿Quién me iba a decir que, cuando estaba tan obcecada por el "otro", en el fondo siempre estabas tú? ¿Quién me iba a decir que me daría cuenta tanto tiempo después?
Lo pensé, lo sospeché, pero preferí ignorar los sentimientos que ahora hacen que me lamente de no haber hecho lo suficiente para que te dieses cuenta, por aquella época, de lo importante que en verdad eras y eres para mi...
Posiblemente el problema fue que siempre había experimentado un amor distinto, uno que no era el de verdad, y ahora, que por fin me tocaba el verdadero, lo ignoraba de una manera ridícula.
Parece ser que la gente tenía razón... resulta que a veces, las cosas que la gente insinúa, lo insinúan por algo.
¿Quién me iba a decir que ibas a ser tú? Precisamente tu... ni por asomo lo hubiera pensado.

De todos modos,  ¿para que seguir con ello? No se si llegaría a conseguir algo... que probablemente no, pero, ¿y si lo consiguiera? ¿Merecería la pena? No lo creo.... por muy especial que te hayas vuelto para mi, la verdad es que no me veo contigo, y nunca me vi. Al fin y al cabo, siempre seré la chica que te tomó en serio cuando apenas nadie lo hacía, era la que te ayudaba con las chicas, y con la que sigues hablando de ellas, con la que te ríes y nunca te enfadas, la que te da consejos de los que te ríes pero que al final decides llevar a la práctica y cuyos resultados al final suelen volverse en mi contra pero que, al verte feliz, acepto con una sonrisa frente a ti aunque, en el fondo me este doliendo demasiado.

Así que ésto será lo único que diré alguna vez de ti.
Que eres especial, muy especial y que la chica que te consiga nunca sabrá la suerte que tiene, nunca, y solo espero que disfrute contigo todo lo que pueda.
Porque a pesar de todos esos enormes defectos que tienes, en el fondo eres demasiado genial, demasiado.
Que cuando te vuelva a ver, y sienta tantísimas ganas de decirte todo lo que he pensando alguna vez de ti, de decirte lo mucho que te puedo querer , en vez de expresar todo esto con palabras, te sonreiré y será como decirte todo lo que he sentido y siento por ti, será como decirte, " has sido el primero".



Sempre foron a súa.

2 comentarios:

Sophie Colours dijo...

me encnta es muy profundo y muy bonito es que me encanta!!!
muchos besoOos y sige asi por que me encnta! cuidate! aver si tu encuentras a ese chico... ;)

Virginie dijo...

El chico esta encontrado, me he dado cuenta hace poco de ello jajaja

Me alegro de que te guste !:)